Puerto de abrigo

September 8, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 10:59 pm

Son las cuatro de la mañana en un hotel de San Miguel de Allende. Se supone que en unas horas daré una conferencia de cómo hablar en público, lo que me hace sentir nervioso. Creo que es como ponerse uno mismo la soga al cuello.

No hay conexión. Por un momento pensé que lograría entrar a Internet pero mis sueños murieron tan rápido como el wi-fi del hotel, así que me sigo entregando a la actividad más ociosa de mi vida hasta el momento: observar las cámaras de seguridad de la ciudad a través de la televisión del cuarto, no sé si esto sea en todos los cuartos o el mío, por azares de la vida, tiene la ventaja de que puedo pasar estos momentos haciendo algo tan constructivo como observar la salida a  Celaya y otras calles de San Miguel, quién sabe, en una de esas y veo a alguien conocido.

Mientras veo las cámaras de seguridad, que es lo mismo que ver la pintura secarse, pero lo más entretenido que hay en la televisión a esta hora, pienso en la pregunta que me hicieron hace mucho pero que no había podido contestar por diversas razones ¿Por qué se llama esta especie de blog/revista virtual, Puerto de Abrigo?

Me doy cuenta, mientras un carro solitario sube por la calle que ahora aparece por la cámara número dos, que existen muchas razones, pero muchas, algunas recientes, otras un poco más viejas, unas más públicas y otras más personales.

La primera razón es porque es el nombre de la sección de cultura en el periódico donde trabajo como columnista. Es la primera y la única sección de un periódico en la que he trabajado. Fue el esfuerzo de mi maestro y hermano, el trabajo diario de mi otro hermano y el constante sueño del que escribe. Es algo así como la casa de la familia, algunas veces insoportable, pero siempre el lugar a donde puedes regresar no importa qué.

Claro que el nombre no se me ocurrió a mí, lo puso Antonio Vilanova, en aquel entonces mi editor. Es el título de un poemario que Paula de Allende escribió, quiero pensar que aquí en la ciudad de Querétaro, en aquella cocina llena de tertulia que algunas veces visitaban los colibríes.

La continencia me bifurca,

La vigilia vaga

Por el angustioso litoral de tus playas en contienda,

Sobre la tumba

Bajo el sol

Y el epitafio en la arena.

Yo estoy en la ola que remonta

Para subir los peldaños,

Hacia la llama más alta de tu hoguera…

Pero con el tiempo Puerto de Abrigo se ha transformado de una sección cultural o una revista digital en espera de la fama, en eso, en un puerto de abrigo para mí, tal vez uno de los pocos lugares seguros donde puedo llegar y sentirme a resguardo.

La idea resulte tal vez chocantemente romántica, por no decir mamonamente cursi, pero es cierta. Con el paso de los años, mientras vamos dejando atrás ciertos hábitos de la juventud, necesitamos saber dónde está la esquina para volver a ella después de cada round.

Así que para mí eso significa, entre otras cosas que no vale mencionar —algunas porque no vienen al caso y otras porque no me da la gana—, un lugar a dónde volver después de navegar por las turbias aguas infestadas de jefes inconformes, bocinas que reclaman, ríos y ríos de pavimento de un gris que dista tanto del azul del mar.

Como dice la canción: un auto pasa muy despacito por la avenida, no sé si sea o no de la policía porque la resolución de la cámara no es muy buena. Creo que es el mismo auto que pasó cuando comencé a escribir esto, hace una hora, Tal vez esté perdido, tal vez se sienta perdido y pienso, ¿no es en esos momento cuando también conviene tener un puerto de abrigo dónde atracar?

August 15, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 3:38 pm

Hacer las cosas por amor al arte es un gran compromiso. Pero no un compromiso con los demás o con el arte mismo, es un compromiso con uno porque sabe que habrá momentos en los que no se ganará como quisiera, que la recompensa monetaria será escasa o nula, que incluso no se va a cambiar al mundo.

¿Entonces por qué hacer las cosas por amor al arte? Pues por eso justamente, por amor, por la pasión que sentimos cuando hacemos lo que nos gusta y lo compartimos. Ya llegará alguna recompensa, pero por mientras la satisfacción de saber que hacemos lo que nos gusta, que comunicamos aquello que quisiéramos decir pero que no sabemos dónde o como, ya es algo, no lo es todo, pero es algo e importante.

Y ya sea que nos quejemos de los camiones y su abusiva alza en la tarifa, o que desconfiemos de las relaciones por Internet o que compartamos nuestro gusto por algún instrumento musical, es bueno saber que se tiene un espacio. Por eso en esta especie de editorial el equipo de Puerto de Abrigo los invita a participar con nosotros de la manera que quieran; puede ser comentando, puede ser respondiendo la encuesta, puede ser proponiendo una nueva sección, una columna, invirtiendo en publicidad o recomendando discos, libros o películas, que lo importante es comunicarnos, decir lo que tenemos que decir, aunque sea por puro amor al arte.

August 7, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 5:45 pm

Rodrigo Castañeda

Si bien el verano no ha terminado aún, para muchos las vacaciones ya lo hicieron o están a punto de caducar.

Y siempre es la misma historia, por lo menos para muchas de las personas que conozco: pasamos la mayor parte del tiempo del trabajo soñando con las vacaciones y, una vez que estas llegan, no podemos disfrutarlas tanto como debiéramos porque estamos pensando en el trabajo.

Encontrar el equilibrio no es cosa fácil. Vivimos con un pie en un lado y el otro en otra frontera distinta. Aún cuando las cosas nos van bien estamos pensando en el momento en que van a ir mal, o cuando iban mejor.

Pero es condición humana el soñar, ya sea con ganar millones, con los reencuentros, con la sencillez de una vida bucólica o con qué habrá para la cena el día de hoy; así que soñemos, al fin que todavía es gratis, que en lo que expiran las vacaciones o regresamos al trabajo, en lo que nos perdemos por las calles o nos encontramos irremediablemente en algún embotellamiento, ya lo soñado quién nos lo quita.

July 29, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 11:39 pm

Rodrigo Castañeda

¡Magazo!

Hace mucho que no recordaba lo que es la magia, la verdadera, aquella que nos emociona sin que estemos seguros por qué, aquella que anunciaba la hora chimengüenchona, la hora cuchi cuchi; la de Beto el Boticario.

Fue en un programa televisivo llamado La Carabina de Ambrosio donde vi por primera vez al “magazo”. Gualberto Castro cantaba, romántico, mientras que la espectacular Gina Montes bailaba detrás con esas caderas que podían matar un hombre de un solo recargón.

De pronto, de la parte más remota del set, llegaba bailando Beto el boticario, a interrumpir la canción por sus puros y mágicos pantalones, sin ningún respeto, pero ganándose al todo el público que, premonitoriamente, reía dentro de una cinta magnética.

El magazo hacía su truco de mágia, nada complicado, en muchas ocasiones hasta dejaba ver el hilito con el que movía los pañuelos. Todo era parte del truco, todo era parte de fascinar a su público con lo que decía y su forma de decirlo, con esa actitud de que nada le importaba porque él era el más chimengüenchón. Esa era la verdadera magia, no el truco, sino la forma en que Beto el Boticario se ganaba a la gente.

Se murió Beto el Boticario, o mejor dicho realizó el último truco de desaparición que un gran mago pudiera realizar. El no va a tener grandes escándalos como Michael Jackson, pero tampoco pasa desapercibido, pues muchos en este país seguirán recordándolo cada vez que canten: “tatatiu tatatiu tatatiu tata tibidi taaaada, ti taaaada” o griten: ¡Magazo!

Para él, para el gran Beto el boticario va este número de Puerto de Abrigo

July 22, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 3:41 pm

Canta Serrat que son aquellas pequeñas cosas las que nos hacen recordar, ser felices o llenarnos de melancolía. Serrat tiene razón. En el número anterior de Puerto de Abrigo ya mi tocayo nos hablaba de las pequeñas causas y los grandes efectos y en este número, de alguna manera, volvemos a retomar el tema.

En estos tiempos modernos vivimos tan rápido que nuestra expectativa de algo milagroso o sorprendente tiene que ver con volumen. Pareciera que si las cosas no vienen en grandes cantidades no nos hacen mayor ilusión, sin embargo, si nos fijamos bien, detenidamente, descubrimos que hay un sinfín de cosas pequeñas —mi quincena por ejemplo— que nos hacen felices, nos dan esperanza o nos invitan a la reflexión.

Por eso esta semana nos vamos con los detalles. Los detalles que pueden hacer que una vida, común y corriente, se convierta en un comic famoso; los detalles que nos hacen felices; los detalles en los que no habíamos reparado nunca, aunque los hemos mencionado millones de veces; y los detalles —aunque estos no son tan pequeños— en los que debemos de reflexionar si queremos en realidad dejar de ser barbarie y comenzar a ser civilización.

Así pues sean bienvenidos a este puerto de abrigo, un pequeño detalle a mitad de la semana.

July 15, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 1:11 am

Después de las elecciones, de todo el cansancio, de alguno que otro problemilla de salud y de una semana de ausencia regresa Puerto de Abrigo a sus computadoras. Claro que se extrañó a todos los lectores, así como estoy seguro de que alguno que otro se habrá extrañado de que la semana pasada no se publicara nada nuevo.

Pero como bien dicen por ahí: “no hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se llegue”, por eso el día de hoy retomamos la labor de tratar de rescatar, aunque sea de una forma un tanto cuanto retorcida y con muchas licencias, el periodismo cultural. Porque importa que se esté perdiendo, importa que los diarios del país le dediquen más páginas a los eventos deportivos o a las notas amarillas y rojas, importa que se quejen los cuerpos burocráticos de que la gente no lee y que, al mismo tiempo, no les den nada que leer; importa que se crea que la cultura es sólo para eruditos, cuando la verdad es que la cultura es de todos y nos representa a todos.

Por eso queremos hacer algo divertido, que si bien tenga solemnidad en cuanto a ciertas cosas o eventos, que también pueda entretener y asombrar a los lectores, para que ellos puedan desmentir a las encuestas oficiales y a los editores que llaman a la parte escrita de un periódico “la mancha gris” —o al menos eso he escuchado—, y así, entre todos, podamos compartir lo que nos gusta, ya sea algún libro, historias sobre sexo, los contenidos mediáticos de la red, las ideas e inquietudes o los sucesos maniáticos de cualquiera de nosotros.

Quiero aprovechar para agradecer y felicitar a todas aquellas personas con las que tuve la fortuna de compartir el pasado proceso electoral, periodistas hechos y derechos, que estuvieron al pie del cañón trabajando para diferentes medios, echando relajo con los compañeros y apoyando, aunque fuera en secreto, a su candidato favorito. Créanme que fue un placer trabajar al lado de todos ellos.

Y bien, pues no dilatemos más, recorra, amigo lector, esta página de Internet y si le gusta, ya sabe, recomiéndela.

July 1, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 1:17 am

Nadie es inocente, aunque algunos son más culpables que otros. Lo mismo se porta uno de manera indebida en sueños que despierto.

Tal vez por envidia se le niegue su homenaje a un poeta irreverente, o tal vez uno sea tan irreverente como para publicarlo en este espacio.

Tal vez todo sea culpa de nuestros padres —tampoco es inocente repartir culpas— que nos pusieron un nombre que nos marcaría de por vida.

“Si la culpa no la tiene el indio, sino el que lo hace compadre”, por eso antes de ser descubiertos es importante contar con una coartada. Ya sea echarle la culpa al perro, al Internet, al tiempo, al amor o al sonambulismo, lo que sea es bueno en el momento que nos cachan con las manos en la masa.

Sea como sea, uno de los placeres culpables de la vida debe de ser relajarse y leer, lo que sea, pero mejor si es Puerto de Abrigo, al fin y al cabo viene con excusa lista, pues si el jefe nos descubre, siempre podemos fingir que estamos viendo en el monitor de la computadora los últimos reportes del departamento de ventas, o decir que estábamos durmiendo o que la red falló y se abrió en esa página, lo que sea con tal de parecer inocentes —aunque no lo seamos— y poder seguir leyendo.

June 24, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 12:34 am

El chiste de la vida es hacer lo que nos gusta y huirle a lo que no. Ser congruentes con nosotros mismos. Sólo así podremos avanzar en lugar de quedarnos estancados en un trabajo, un régimen o una relación sin futuro.

Es necesario entonces que una vez que tengamos claro qué es lo que nos gusta, lo defendamos, sobre todo porque las fuerzas del mal, aquellas esbozadas en su suciedad, corrupción, ambición y malas prácticas, acechan en cada esquina, dispuestas a arrebatarnos el placer de hacer las cosas.

Así esta semana proponemos defender las humanidades, reconsiderar la idea del anarquismo, leer sobre el criminal que, de alguna manera, tienen una moral sólida, aunque no concuerde con la nuestra. Porque en todas esas cosas, en el placer de hacerla, está el chiste, el verdadero chiste para ser feliz.

June 16, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 5:14 am

Todo cambia, aunque no siempre lo queramos o nos demos cuenta: las estaciones, la piel, los sentimientos, nuestra devoción, en lo que creemos. El chiste del cambio no está en tratar de evitarlo, sino en comprenderlo y fluir con él. Muchas veces no sabremos exactamente a dónde nos lleva y así tendremos que dejarnos llevar.

Tal vez sea a otros países u otras condiciones. Tal vez tengamos que aprender nuevas palabras y olvidar alguna que otra que usábamos en nuestra antigua casa. Tal vez tengamos que despedir a algún amigo.

Sea como sea el cambio no sólo es inevitable, sino en algunas situaciones hasta necesario. Y ni modo, si tenemos que cambiar, mejor hacerlo leyendo Puerto de Abrigo, que apuesta a volverse parte de ese cambio en la vida de todos.

Rodrigo Castañeda

June 8, 2009

A manera de editorial

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 7:23 pm

La comunicación es ante todo un hecho social. Gracias a ella conocemos, bien o mal, los eventos que han acontecido en el pasado, los sucesos actuales y podemos tomar las decisiones que afectarán nuestro futuro.

El intentar controlar o censurar el esfuerzo de comunicación del ser humano, sobre todo en este siglo, que digo el siglo, el milenio, es reprobable, por eso en esta edición de Puerto de Abrigo, intentamos presentamos lo que se puede escuchar y ver por la red, también las palabras de nuestro muy querido colaborador Lorenzo Alba que re imprime aquí sus sueños húmedos. También hablamos del trabajo de antologación de los alumnos de cuarto semestre de la carrera de Comunicación y Periodismo de la UAQ, de un libro cuya propuesta es que recapacitemos sobre lo que significa perder un río y, por supuesto, del merecido homenaje que se le ha hecho en Querétaro al Maestro Hugo Gutiérrez Vega.

Porque hablando se entiende la gente.

June 1, 2009

Retomando un puerto de abrigo

Filed under: A manera de editorial — CopyLife @ 4:17 pm

Hace seis años, mientras tomaba un café con un maestro, surgió la propuesta de que participara en la sección cultural del periódico El Corregidor, de la ciudad de Querétaro.

Nunca antes había hecho periodismo. Mi formación como licenciado en mercadotenia estaba lejos del “qué, cómo, cuándo, donde, por qué y para qué” tan cercano al periodismo; sin embargo consciente de que deseaba escribir, lo que fuera, me animé y dije que sí.

Comencé bajo la tutela de mi maestro y editor Antonio Vilanova. Me enseñé, gracias al conocido Manual de periodismo de Vicente Leñero y Carlos Marín, a redactar notas, columnas, entrevistas y todos los otros géneros de los que se sirve el periodismo. Tomé un seminario de periodismo cultual con Francisco Garrido, el periodista, y me lancé al mundo de las notas, literalmente, como el Borras, teniendo la confianza de que los demás cuidaran de mí en esta empresa.

Han pasado seis años desde entonces. La sección de cultura de El Corregidor ha ido disminuyendo a causa de las condiciones económicas del mundo; mas eso no quiere decir que no podamos buscar nuevos espacios para complementar lo que se edita en el periódico. Así nace esta especie de blog/revista/periódico cultural, con el fin de acercarnos, de tener ahora una voz en el mundo digital, de quitarle lo santo a la cultura, hacerla nuestra, de todos, y divertirnos y aprender algo.

La idea es, además de dar información nueva, retomar algunas de las columnas que se publicaron en Puerto de abrigo, nombre de la sección cultural del periódico, hace tiempo y que tenían varios seguidores; también conseguir nuevas plumas, exclusivas para este medio, y todo lo que se nos vaya ocurriendo que pueda hacer de este blog algo novedoso no sólo para los que habitamos en Querétaro, sino que, nuevamente de manera literal, tenga algo para todo el mundo y de todo el mundo.

Sean pues bienvenidos a este nuevo esfuerzo, a este nuevo medio. Retomemos entonces nuestro Puerto de Abrigo

Blog at WordPress.com.