Puerto de abrigo

July 29, 2009

Oswaldo Sagástegui, la luz y el contraste

Filed under: Las notas — CopyLife @ 11:06 pm

Sagastegui 5Rodrigo Castañeda

La vida de Oswaldo Sagástegui ha estado llena de contrastes. Desde su nacimiento en Lima, Perú, su niñez en la selva del Amazonas, su trabajo como caricaturista en el Excélsior, su múltiples viajes y trabajos en Francia, Italia, Estados Unidos y otras partes del mundo; tal vez por eso su obra pictórica es única, llena de esos mismos contrastes, de colores vivos y sombras, posibles solamente porque la luz así se lo permite.

Las pinturas de Sagástegui están llenas de detalles que atrapan al espectador y lo introducen a un mundo fantástico de colores muy latinos, donde la luz, la forma y el espacio se convierten protagonistas; parte de un todo que narra la pintura de manera fresca.

—La luz es todo —menciona Sagástegui—todo funciona en relación de la luz. La luz permite que elementos tan antagónicos, tan diferentes como las cosas orgánicas y la geometría puedan armonizarse dentro de la obra.

La trayectoria de Sagástegui también resulta un contraste pues dejó la pintura por un lapso de veinte años. Regresó a ella, pero estuvo a punto de volver a abandonarla pues como él dice mente y pincel no actuaban de forma conjunta; sin embargo continuo y descubrió una nueva forma de pintar, que si bien continuaba con sus primeros trabajos, también era muestra de su evolución como pintor, irónicamente, mientras estaba alejado de dicha diciplina.

La influencia de la luz electrónica, la luz neón, es muy palpable en la obra, así como la experiencia acumulada como caricaturista, publicista y tantas otras cosas, que se ve reflejada en sus obras llenas de color, dinamismo, figuras humanas, atmósferas, texturas, espacios caprichosos, efectos visuales y humor; siempre buscando el equilibrio a través del contraste.

—Son obras que tienen muchos elementos —dice el autor— a mi me ha pasado que tengo obras donde descubro cosas que nunca había visto, y yo mismo las hice. Y le pasa a todos los espectadores lo mismo. Son cuadros muy complejos, muy barrocos. Hay que pensar en cómo se va a mover la sensibilidad del espectador, qué se le va a ofrece, cómo se le invita a que observe la obra.

Las obras de Oswaldo Sagástegui convidan al espectador a perderse en ellas. Ya sea a través de los detalles que poco a poco se van descubriendo ante quien es testigo de la pintura; ya sea por el manejo de la luz o por la perspectiva y las formas geométricas; ya sea por los juegos óptico, siempre hay algo que atrapa y motiva a continuar observando.

—No son cuadros fáciles para hacerlos ni para observarlos. He observado que sin darme cuenta he creado un puente entre el espectador y la obra. Cualquier que pase y la vea, aún cuando no esté acostumbrado, aunque no sepa o no le interese, en el momento que se detenga es porque hay algo que le atrae.

La obra pictórica de Oswaldo Sagástegui se presentará en la ciudad de Querétaro junto con el libro Antología que recapitula la carrera del maestro, desde sus primeras obras, su paso por la caricatura y su trabajo actual. La inauguración de la exposición, así como la presentación del libro serán el día jueves treinta de julio, a las ocho de la noche, en el Centro Cultural Gómez Morín. La exposición permanecerá hasta el treinta de agosto.

Advertisements

Blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: